Posteado por: saquenunapluma | 03/17/2018

Proceso de creación La boda de Fanny Fonaroff. Por Roxana Berco

thumbnail_La boda 1


Proceso de creación de la obra La boda de Fanny Fonaroff.

Por Roxana Berco

Durante un año hicimos una investigación sobre la teatralidad subyacente en el realismo mágico, tratando de dar cuenta de la enorme emotividad que encierran las vivencias, tan argentinas y latinoamericanas, de una comunidad que tiene que aceptar la convivencia entre etnias y religiones con sus múltiples modos de interpretar los acontecimientos particulares y sociales. Los personajes surgieron de relatos sobre nuestros antepasados, sus luchas por la supervivencia propia y colectiva y su deseo de integración. También quisimos trazar líneas de continuidad y similitud con nuestra tiempo, en el que la intolerancia, la división y los éxodos toman carácter de peste, que se traslada de continente a continente y de generación en generación. Y sin embargo, la vitalidad de los encuentros , la gracias particular de cada ser y la magia de lo innombrable debe prevalecer.
Con respecto al lenguaje: Hay una trama en la que es importante sentir cercanos a los personajes. Intentamos respetar en el vestuario el estilo de la época. Contamos una historia que tiene un principio, un desarrollo y un fin. Sin embargo, hemos tratado de agujerearla, interrumpirla, velar algunas informaciones, romper la cuarta pared e introducir algunos elementos oníricos para abrirla a nuevos sentidos y lograr ese fluir aéreo presente en ese movimiento literario que nos inspiró.

Criterios utilizados para la puesta en escena

La puesta y la dramaturgia de esta obra fueron creadas al mismo tiempo, entrelazadas por un ir y venir de los textos a las acciones de los personajes, que generaban a su vez, otros textos y otros juegos escénicos. Los actores, en las improvisaciones, han producido diálogos y monólogos, algunos de ellos han sido utilizados completa o parcialmente o han inspirado nuevas consignas de puesta.
Hemos trabajado con secuencias coreográficas diferentes para cada actor que incluyen algo de la gestualidad posible de cada personaje. Esas coreografías se repiten a modo de ritornello (concepto trabajado por Deleuze en su libro Mil Mesetas) produciendo variaciones de velocidad y eligiendo, cada vez, detenciones en diferentes momentos del recorrido. Haciendo esto es que son dichos los textos elegidos a propósito de los personajes y situaciones que fueron apareciendo. El objetivo de esta metodología es captar los acontecimientos existenciales que queremos narrar, poniendo el énfasis en lo que insiste en cada personaje.
Tomamos estímulos musicales que varían las intensidades, ritmos y las emociones. En los ensayos elegimos tanto música clásica como sonidos hechos por el músico que nos acompaña en esta obra. Aunque, en funciones, lo sonoro está solo a cargo del músico en vivo.
Esta asociación de coreografía- texto- música- acontecimiento es lo que produce visiones del mundo invocado.
Los actores están permanentemente en escena, las situaciones se suceden con diferentes separadores rítmicos y lumínicos. Algunos monólogos son dichos a público y las escenas tienen un tratamiento actoral naturalista mientras que las situaciones siempre buscan un ligero extrañamiento que les da una cierta atmósfera onírica.

Ideas Fuerza

*Los vientos
(“No he venido a unir sino a dividir”. Mateo 10:34).
Los vientos del sur traen la guerra, mientras que los vientos del norte llegan con su aire afrodisíaco. Estas fuerzas, en la fecha de Navidad, desembocan en una misteriosa tragedia.
Los hombres han especulado sobre sus destinos, enhebrándose en una secreta danza de amor y locura.

Respecto de los vientos del sur: El veneno
(“Serás mío y de nadie más”)
El veneno es una fuerza que recorre la escena, como solución y como accidente, atraído por pensamientos de resentimiento y de culpa.

*Los Mapas: El eterno retorno. El destino.
(Los tiempos de todos convergen)
Todos los personajes vienen o han viajado (o al menos sus familias) desde todos los puntos de la tierra hasta llegar al momento presente.
Así habló Zaratustra, «De la redención» Que el tiempo no camine hacia atrás es lo que secretamente nos causa más rabia. «Lo que fue, fue»: así se llama la piedra que ella, la voluntad, no puede en modo alguno remover… Esto sí, esto sólo es la raíz de nuestra más profunda venganza: la aversión de la voluntad contra el tiempo y contra su imborrable «fue»… El espíritu de la venganza, amigos míos, sobre esto es sobre lo que mejor han reflexionado los hombres hasta ahora; y donde había sufrimiento allí debía haber siempre castigo… hasta que la voluntad creadora añada: «¡Pero yo lo quiero así! ¡Yo lo querré así!»… Algo superior a toda reconciliación tiene que querer la voluntad que es voluntad de potencia.

*La pérdida
Es lo que produce las visiones del mundo invocado. Las visiones son los mundos que los personajes dejaron atrás y los que desearían habitar. Es la atmósfera en la que ellos se mueven.
Emigran del pogrom y la pobreza. Y sin embargo estas dos calamidades siempre acechan.

Roxana Berco, autora, directora e integrante del elenco de La boda de Fanny Fonaroff. La obra se presenta los sábados a las 22hs en El excéntrico de la 18, de Lerma 420, CABA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: