Posteado por: saquenunapluma | 02/07/2016

Sobre el proceso de creación de Lontano Blu | Por Ignacio Gómez Bustamante

bf210a5bbf8b4b35d3fb0a73c0310dedSobre el proceso de creación de Lontano Blu

Cuando Manuela y Pietro llegaron a Buenos Aires en marzo de 2015, además de equipaje para sus tres meses de estadía traían, como siempre, unas cuantas ideas para aprovechar el tiempo. Habían planteado ya, desde Italia, la posibilidad de trabajar en conjunto con nosotros (ellos en la actuación y nosotros en la dirección) y de encarar una primer obra fruto de la colaboración entre los gestores del Complejo Banfield Teatro Ensamble y los de la nueva Sementerie Artistiche, recientemente fundada por ellos en una soberbia instalación edilicia ubicada en Crevalcore, al norte de Italia.

Dada la nutrida agenda de funciones a cumplir durante los dos primeros meses, el proceso de la nueva obra se realizaría en total en… ¡tan sólo un mes!  Poco menos que imposible. Lo dije, primero a Nelson Valente (co-director de la obra) y luego a ellos, que intentaron entre todos tranquilizarme, aduciendo que no tenía por qué tratarse de un trabajo terminado, y que en los últimos días se podía, si no se llegaba a más, mostrar un ensayo abierto al público. Luego, en todo caso, podríamos continuar el proceso en una instancia posterior, o en un viaje que nosotros hiciéramos a Italia. Nada de esto logró calmar mi inquietud. Muy por el contrario, se acrecentó en el primer ensayo cuando Manuela y Pietro sacaron sus cuadernos y nos expusieron el tema sobre el que querían trabajar: el nacimiento y la muerte. Pensé: los mayores misterios.

En el transcurso de los primeros ensayos el vértigo dejó de ser sólo mío y se apoderó de los cuatro, pero pudimos sentir casi a un tiempo como una intensa conmoción conjunta acompañaba ese vértigo: teníamos todos varias cuentas pendientes con los temas propuestos. El nacimiento y la muerte…: dos constantes ineludibles en la existencia. Paradojalmente son los momentos que ofrecen el mayor de los enigmas. No sabemos nada de nuestra concepción ni del día en que nos dieron a luz, salvo por el relato de otros. Asimismo nos pasamos la vida preguntándonos cómo será nuestra muerte. El miedo a lo desconocido nos invade y cobra entidad, transformándose en un enemigo. ¿Cómo abordaríamos de la nada estos inmensos interrogantes? Pregunté para qué los cuadernos. La respuesta llegó enseguida. Propusieron que nos sentáramos los cuatro en la sala de ensayo cada uno con el suyo, dispuestos a apuntar lo que surgiera.

-Nacer-, dijo Pietro. Y se hizo un gran silencio.

-¿Cómo?- , preguntó Manuela, y todos anotamos la pregunta.

-¿Cuándo?-, preguntó Pietro, y también apuntamos.

Y tras esas dos surgieron a granel todas las otras que estaban esperando tras ese inmenso misterio de venir al mundo y habitarlo por un lapso incierto de tiempo. ¿Para qué, con qué, con quién, en dónde, de quién, de quiénes? Y tras las preguntas las infinitas posibles respuestas: en una tierra helada, de un animal, para vivir, para morir, con ilusiones, entumecido, esperanzado, en un tiempo remoto, ayer. Cuando dos y tres páginas se hubieron completado, después de una relectura silenciosa, los actores se pusieron de pie: estaban preparados para improvisar sobre el tema del nacimiento. Mi sorpresa era considerable: a lo largo de horas de ensayo los materiales para la dramaturgia surgían descontrolados e incesantes del escenario donde una actriz y un actor italianos trabajaban sin pronunciar palabra, sobre un fondo musical y dando forma, a través del cuerpo y todas sus posibilidades, al tema elegido. Uno, dos, tres ensayos. Y el tema de la muerte. Ensayo cuarto, quinto, sexto.

Sólo había pasado una semana, y no había certezas ni postulados pero, milagrosamente, sólo faltaba sentarse a escribir.

Al cabo de unos días más, y con los papeles desparramados sobre el escritorio descubrí que tras esos dos temas había algo que sobrevolaba amenazante: una pregunta más cercana, más vivencial en lo cotidiano, quizá, y también más terrible: la muerte de otro. ¿Puede ser la muerte de alguien querido una amenaza mayor que la muerte propia?

Había tanto que decir al respecto que en vez de buscar recursos la verdadera proeza consistió en desecharlos. La estrategia era saber elegir, apoderarse de lo verdadero y llevarlo al papel, dejando ir lo que llevara a otros ámbitos: síntesis. Mientras tanto los actores veían volver sus trabajos en forma de parlamentos escritos, anécdotas, sueños, ilusiones, miedos.

Durante esa fase final vimos también que una parte sustancial de la proeza consistía en realidad en que dos actores italianos hicieran una obra de una hora de duración en castellano.

A los veinte días de trabajo la obra estaba terminada. Sólo faltaba cerrar el trabajo de puesta en escena y dar dinámica al trabajo actoral mediante ensayo continuo. Pero ahí  estaba: “Lontano Blu”, ese lejano horizonte al atardecer.

¿Y cuál sino el mismo ensayo de la obra podría ser el ámbito perfecto para la obra? De éso se trataría entonces, en definitiva, Lontano Blu: de una actriz y un actor que materializan, mientras esperan la llegada del director, estos temas cruciales. Entonces: ¿existe la obra? ¿O es sólo el ensayo? No importa, me respondí. Lo que realmente tiene incidencia es lo que estamos preguntando y lo que queremos que el espectador se pregunte: ¿Tengo miedo de mi muerte? ¿O hay otra muerte que puede ser más decisiva, más reveladora? ¿Qué significan en mi vida la vida y la muerte de esa otra persona amada? ¿Va la obra a responder estas preguntas? ¿O las responderá el espectador, unas horas o días después de la función, en el recóndito fondo de su alma?

Ignacio Gómez Bustamante


Lontano Blu se estrena en el Teatro Picadero
Ver más


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: