Posteado por: saquenunapluma | 01/01/2016

Natalia Miranda: notas al proceso creativo de Ruta. Ir y venir

Retrato Nata 2


“Todo tiene un comienzo”. El amor también. Yo te amo desde hoy a la mañana. Y te lo digo.” Dice Javier, uno de los personajes de “Ruta. Ir y venir“.

Poder referirse al comienzo de algo implica, muchas veces, haber tomado cierta distancia  del momento en sí. Referirse al nacimiento de un sentimiento es, por cierto, bastante más complejo. Sin embargo jugar con la idea de esa certeza puede resultar muy verosímil.

“El rapto amoroso (puro momento hipnótico) se produce antes del discurso y tras el proscenio de la conciencia: el “acontecimiento” amoroso es de orden hierático: es mi propia leyenda local, mi pequeña historia sagrada lo que yo me declamo a mí mismo, y esta declamación de un hecho consumado (coagulado, embalsamado, retirado del hacer pleno) es el discurso amoroso.” Roland Barthes.

Hace algunos años, Alejandro Tantanian nos propone escribir un texto  dramático inspirándonos en uno que no lo fuera.
El concepto “inspiración” puede tener bordes muy diferentes para cada uno. Yo confieso que entendí algo así como “tomar las sensaciones que quedan en uno de esa lectura, y escribir.”

Nada tiene que ver con “versión de” o adaptación de”. Por eso “inspiración”  Palabra mágica.
Recibí “Fragmentos de un discurso amoroso” de Roland Barthes como regalo de graduación. Es un texto para tener siempre en la mesa de luz y volver y volver y volver. Ya en su morfología me resulta atractivo. Un texto sin orden. Se puede  leer  una página, diez o todas, y en todos los casos sería una lectura completa.
Humildemente, fue mi inspiración para el proceso de escritura de este trabajo.

Tuvieron que pasar algunos años más para que finalmente le pongamos cuerpo a la cosa.

Durante el proceso de escritura, me permití – como siempre me recomendaron mis maestros – no limitarme en la imaginación en cuanto a pensar una puesta de manera simultánea. Fue muy importante éste permiso, ya que resultó un material mucho más libre para quien se proponga dirigirlo.

Me han dicho muchas veces que parecía un material más cinematográfico que teatral, encontrando siempre cerca la referencia a la “Road Movie”.

Lejos de volverse una preocupación, aquello se volvió un desafío para nosotros cuando decidimos asumir una dirección conjunta. Entendimos que la clave estaba en el lenguaje. ¿Cómo se representa el auto, la ruta, la velocidad, el viento, las vacas? Allí es donde empiezan las pruebas, el dialogo concreto con el material.

La obra propone y enuncia, además,  su procedimiento dramatúrgico.

Los personajes – Romina y Javier –  van a intercalar dos discursos. Uno en tono íntimo (su intimidad ) , y otro dialogando (su discurso ).

Encontramos en ésto cuatro voces, así que decidimos  abusar de las convenciones teatrales con ésta decisión:  serán cuatro roles. De ésto se desprende la coexistencia de dos planos en escena. El de los que viajan y sus alter egos.

Adrián Murga y Soledad Piacenza se sumaron a trabajar. Hubo una afinidad que afloró muy tempranamente. Ellos funcionaban muy bien. Teníamos la obra.

Si bien tomamos el riesgo de actuar y dirigir (Leonardo y yo) percibimos que fue un proceso  armonioso. Nos tomamos el tiempo necesario para probar y pensar de manera conjunta, en relación fluida con el resto del grupo.

Del texto inspirador también se desprende la noción de “fragmento”  y de “ensayo” para el diseño de la puesta. Nos inclinamos por una lectura “no realista” de lo espacial, tratando de llegar a una síntesis de elementos suficientes para contener el relato y a los actores,  y además sugerir la atmósfera de la ruta.

Aquí  es donde invitamos Flor Sartelli, actriz  y sombrista.

Conocíamos su trabajo e intuimos que podría ser el medio por el cual materializar toda aquella poesía rutera.

Trabajamos con paisajes proyectados en sombras emitidas por maquetas. El objeto soporte de éstas imágenes está inspirado libremente en la obra “Biombo de Ciruelos Rojo y Blanco” del artista japonés del S XVII Korin Ogata.

El diseño sonoro se compone de pasajes musicales compuestos originalmente en diálogo intrínseco con el desarrollo del relato. La música es ejecutada en vivo por los mismos actores. (Piano  y  guitarra.)

Finalmente, Laura Vago (bailarina y actriz) se incorpora y completa el equipo. Su aporte, claro está, es darle armonía a los movimientos, a los cuerpos en la escena. El ritmo, el equilibrio, los traslados. Tan sencillo que resulta verlos y sin embrago requiere su diseño, sin lugar dudas.

Todo el tratamiento de la escena se muestra tal cual es. Los efectos son logrados de manera artesanal, acentuando la idea de laboratorio – ensayo.

El lenguaje de actuación se apoya en éstas mismas ideas.

El auto es un objeto al que abordamos  a través de realizar una serie de sustracciones del modelo realista.

La materialización de le escenografía estuvo a cargo de Pia Drugeri, quien supo leer y sobre todo se animó, con sobrado oficio, a darle forma concreta al espacio.

Adrián Grimozzi realizó el diseño de la iluminación. También de manera sintética resolvió con tres decisiones muy atinadas el clima que necesitábamos.

Así fue como fuimos  acercándonos al material en sus diferentes niveles o capas.

Cada función es un viaje. (Nunca mejor usada esta frase.) Sabemos que la obra nunca está en el texto, sino en el silencio y en la energía que fluye entre los cuerpos. Ahí está lo teatral, y es justamente eso  lo que nos proponemos recuperar en cada función.

 

Natalia Miranda, autora y actriz de Ruta. Ir y venir
RUTA. Desde el viernes 11 de marzo, viernes 21 hs, Teatro del Pueblo.


 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: