Posteado por: saquenunapluma | 02/17/2015

María Inés Falconi: sobre el reestreno de “Hasta el Domingo”

Hasta el domingo 1 mediaHASTA EL DOMINGO: Un tema tabú en el teatro para niños

Escribí “Hasta el Domingo” en el año 1992 y en 1995 fue estrenada por el Grupo de Teatro Buenos Aires con la dirección de Carlos de Urquiza. Ese mismo año, la obra fue también estrenada por el Grupo “El Chichón” de la Universidad Central de Venezuela, con dirección de Armando Carías. Increíble coincidencia que nos permitió ver dos puestas diferentes y que dio lugar a una larga amistad.

“Hasta el Domingo” es una obra para niños mayores de 8 años que habla sobre el divorcio y, en particular, de cómo se reconstruye el vínculo padre-hija sin la presencia de la madre. En su momento, era una obra extraña dentro del ámbito del teatro para niños ya que, lejos de ser un mero entretenimiento como solía ser la mayoría de las obras que se presentaban por aquellos años, tocaba un tema “serio”, conflictivo y emocionalmente fuerte de la vida cotidiana. Éramos plenamente conscientes de que iba a despertar críticas y controversias, pero decidimos correr el riesgo, seguros de que el teatro para niños necesitaba comenzar a transitar nuevos caminos.

Sería injusto para todos aquellos que apoyaron nuestra propuesta (críticos, público, colegas) decir que hubo “rechazo”. Lo definiría más bien como “extrañeza”, “incomodidad”, “desconcierto”. Eso no era malo, por el contrario, abría el paso a un fructífero diálogo y no pocas discusiones que, para nuestra sorpresa, fueron perdiendo fuerza en el tiempo y terminaron por desaparecer.

Lo que más sorprende hoy, veinte años después, es saber que “Hasta el domingo” sigue considerándose una obra “extraña” con un tema sobre el que todavía se discute si es adecuado para niños, aún cuando la cantidad de padres separados y familias ensambladas crece año a año.

El divorcio es una realidad para todos los chicos, aquellos que tienen padres separados o aquellos que tienen amigos y compañeros con padres separados. La frase “no puedo porque el domingo estoy con mi papá” es algo cotidiano que, presumo, a los niños de hoy ya  no sorprende. Sin embargo, esto que vemos con naturalidad en la vida cotidiana nos cuesta verlo sobre el escenario, como si este espacio hiciera evidente algo que tratamos de ocultar. Cuando digo “nos cuesta verlo” estoy hablando de los adultos, padres, abuelos, docentes, que son quiénes acercan a los chicos al teatro. En ningún caso me refiero a los chicos mismos, el público al que va dirigida la obra. Porque en este caso, las reacciones son diferentes. Aquello que causa un cierto resquemor en los adultos, puede que cause alivio en los chicos. Imaginemos un chico que tiene a sus padres separados: ¿no le dará placer y alivio ver que al personaje le suceden cosas similares a las que él o ella vivencian frente a la separación de los padres? ¿No podrán reírse de las dificultades que Lucía y su papá enfrentan y emocionarse con el dolor de la pérdida, que ellos también sintieron? ¿No les dará la oportunidad de hablar sobre el tema con algún adulto y de esa manera poner en palabras las dificultades que pueda estar atravesando? Y en el caso de no tener padres separados, ¿no colaborará para comprender la situación de sus compañeros y también abrir un diálogo en la familia y la escuela? La respuesta es sí.

Consideramos que el teatro para niños debe ser, en primer lugar, entretenido e incluso divertido. No hay forma de que el teatro nos guste si nos aburrimos en la butaca. Pero también y fundamentalmente tiene que ser una experiencia que  nos modifique, que nos emocione, que nos permita reflexionar y dialogar después de la función. De ninguna manera abogamos por un teatro que de respuestas ni que enseñe lo que hay que hacer. Todo lo contrario, creemos que es posible un teatro para niños que despierte preguntas sin respuestas para que cada uno pueda resolverlas o hacerse nuevas preguntas.

Esperamos que esta nueva versión de Hasta el Domingo cumpla con estas expectativas y sea un aporte tanto para el teatro para niños como para cada uno de los espectadores niños y adultos que asistan a las funciones.

María Inés Falconi, directora y autora de Hasta el domingo. Funciones sábados a las 17 hs en la Universidad Popular de Belgrano, Campo Salles 2145, CABA


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: