Posteado por: saquenunapluma | 02/23/2013

Esquinas en el cielo :: de Mariana Mazover :: La Carpintería Teatro :: Domingos 19 hrs

ESQUINASMPMqué haría yo sin este mundo sin
rostro ni preguntas
sin este cielo que se alza
sobre el polvo de sus lastres

qué haría haría como hice ayer
como hago hoy
mirando por la rendija si no estoy
solo
mientras vago y huyo de todo lo
que vive
en un espacio marionetesco
sin voz entre las voces
encerradas conmigo

SAMUEL BECKETT

 

Lucrecia, una niña detenida en el tiempo espera encerrada en su cuarto de juegos el regreso de su madre muerta.  Su padre la anida en un mundo onírico y pesadillezco.  Adela, la nueva Institutriz, llegará a enseñarle francés a la niña que espera a su madre muerta, en lo que será, tal vez, el último día de la infancia de Lucrecia. O, quizás, el primer día en la nueva vida de Adela.

Ficha artística-técnica

Dramaturgia y dirección: Mariana Mazover
Actúan: Daniel Begino, Alejandra Carpineti y Lala Mendía
Producción Ejecutiva: Natalia Slovediansky
Asistencia de dirección: Camila Peralta
Asistencia dramatúrgica: Ornella Dalla Tea
Diseño de Vestuario: Pía Drugueri
Diseño de escenografía e iluminación: Félix Padrón
Asistente de escenografía: Mauro Petrillo
Diseño de Maquillaje: Ana Pepe
Música Original: Mariano Pirato
Fotos y trailer:  Luiza Lunardelli
Arte gráfico: Julieta Mora

Domingos a las 19 Hs.
Teatro La Carpintería | Jean Jaures 858| Abasto

Localidades $ 80| $60 estudiantes y jubilados
Reservas y compra anticipada: Alternativa Teatral
http://www.alternativateatral.com/obra29099-esquinas-en-el-cielo

Críticas de Esquinas en el cielo:
La poética de Mariana Mazover está llena de imágenes que se fijan en la memoria y son difíciles de soltar. Esquinas en el cielo es una obra singularísima de la que (casi) no podemos hablar sin literatura, sin metáforas que se aproximen a lo que es, a lo que significa ese hermoso e inquietante mundo construido, donde lo siniestro y lo sobrenatural dominan la estructura y el pulso de la trama. La pieza se ubica lejos del realismo, juega con lo fantástico y lo extraño en varios niveles: el lenguaje, la construcción psicológica de los personajes, los objetos, el adentro y el afuera de la escena.
Excelentes actuaciones, un texto exquisito, audaz, lleno de matices y miles de detalles cuidados hacen de Esquinas en el cielo una experiencia imperdible.  Vayan a ver cómo una dramaturga y directora sigue construyendo su “cuarto propio” dentro del teatro argentino contemporáneo.
Un hueco en el espacio escénico, como si se hubiera sometido a reducción. Ella, vestida de niña que no entra ni en la ropa ni en el tiempo. Espía por una ventana inútil un universo lejano y desconocido. La construcción lingüística aparece como la afirmación de un inexistente: “Esquinas en el cielo” es lo que no hay. Un título que guarda la clave de la puesta pero también de la dramaturgia. Todo pero absolutamente todo lo que vemos y escuchamos se construye sobre la desmentida de lo que vemos y escuchamos.
El desafío actoral  es notable, porque los personajes son profundamente complejos y están sometidos a transiciones permanentes. Alejandra  Carpineti, Lala Mendia y Daniel Begino parecen estar hechos para sostener a estas particulares criaturas: nos mostrarán el pasaje de la ternura a la perversión sin atajos, y de nuevo a la ternura y así sucesivamente. Logran, porque están “escritos” de ese modo, poner sobre la escena  el modo en que la desesperación puede transformar a alguien. La propuesta es un nudo en la garganta pero es tan bella pero tan bella.
Mariana Mazover nos vuelve a mostrar que es una de las mejores dramaturgas y directoras de la escena porteña. No, no tengo que decir que es joven, no es una promesa, es una absoluta realidad.
Lucrecia vive en su propia Matrix. El tiempo y el espacio se desdibuja en un “ahora” que será tal, en tanto el pasado y el futuro se desvanecen en el cuerpo y la vida de la niña. El “afuera” será solo una ilusión que se despertará en algunos momento, como si fuera un capricho para oponerse a un “adentro” seguro y previsible. El desarrollo concebido por Mazover permite un mix exacto de poética y tensión latente con personajes muy bien trabajados. La labor de Ale Carpineti, Daniel Begino y Lala Mendia es destacable.
“Esquinas en el cielo”, un trabajo de excelencia artesanal.
La vida es sueño de Calderón y Esperando a Godot de Beckett aparecen como influencia casi inconsciente en la historia de estos 3 personajes, analogías del tiempo detenido y el absurdo beckettiano y el encierro y los sueños de Segismundo.Alejandra Carpineti sorprende en la composición de esa niña que paradójicamente mezcla dulzura e inocencia con maldad y perversión. Daniel Begino encarna al padre en una construcción acertada del personaje. Sin grandilocuencias, con gestos mínimos y presencia escénica el actor otorga monstruosidad a ese hombre de apariencia amable. Finalmente, Lala Mendia presta su cuerpo a la mujer correcta, educadora que es corrompida por lo siniestro de esa casa. Su apariencia física se somete a la debacle final de Adela mientras crece la dramaticidad con la que se tiñe la historia de esta mujer. Una excelente interpretación de la actriz..Pieza sin puntos débiles y con muchas imágenes que mostrar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: