Posteado por: saquenunapluma | 05/07/2012

Parte de este mundo, sobre textos de Carver / Por Adrián Canale – Autor y Director

El proceso de creación de “Parte de este mundo” tiene varios puntos de anclaje que pueden ser interesantes para comentar. Lo primero es mi admiración (y la de todo el grupo) por la literatura de Carver, tanto de sus cuentos como de sus poemas, tal vez menos conocidos por los lectores. Ese mundo sencillo de desocupados, alcohólicos en recuperación, parejas y ex-parejas siempre navegando entre el cariño y la separación. Mundo sensible y delicado. Sutil por propia decisión literaria y a la vez potente y conmovedor. Ese mundo me pareció siempre adecuado para la representación teatral, no solo por los personajes, si no también por los climas y situaciones que va creando Carver en sus cuentos.

Esa sensación de que todo puede llegar a suceder pero a la vez todo queda flotando, como en suspenso. “Parte de este mundo” cierra una trilogía iniciada por el grupo, con la obra “Parece algo muy simple” inspirada en el cuento “Parece una tontería” y continuada por “Hablar de amor”, inspirada en el relato “De que hablamos cuando hablamos de amor”. En este caso el trabajo, a diferencia de los anteriores que eran a partir de 1 solo relato, está creado a partir de varios cuentos y poemas. De una primera selección de 16 cuentos, fuimos (actores y director), eligiendo los 8 que finalmente tenemos. La consigna cada función es usar 5 o 6 de esos relatos, y 1 o 2 poemas cada uno de los actores. Nos propusimos que por una cuestión de atención del público, el espectáculo no debe durar más de 85 minutos, definiendo la duración ideal en 70 minutos. Por lo tanto, durante la función los actores van controlando la duración de la obra y resignando o no ese material que tal vez hoy no digan, pero sí la próxima función. Y un nuevo punto para motivar la creación, es que cada trabajo alrededor de Carver me proponía una radicalización cada vez mayor del espacio y de la actuación, pero de forma inversa: suprimiendo, acotando y simplificando, como el hace con sus relatos y poemas. Siempre tengo presente algo que leí de él en un ensayo breve llamado ”Escribir”. Refiriéndose a una frase del escritor Geoffrey Wolff  que daba consejos a noveles escritores diciendo: “Nada de trucos baratos”, Carver la simplifica mas todavía diciendo: “Nada de trucos”. Más simple y concreto imposible. En paralelo a ese razonamiento, la puesta de “Parte de ese mundo”, aunque introduce mas material literario que las otras, se simplifica poniendo público y actores en un mismo espacio, todos juntos compartiendo comida y bebida.  Dos largas mesas donde la gente puede casi “sentir” la respiración de los actores que están a su lado. Comprobando que están hechos de la misma materia humana y poética que el que mira. También la idea de no tener texto fijo y de ir cambiando los cuentos y poemas, en un estado de continuo “presente”, nos lleva a Carver y ese constante devenir de sus personajes. Ese estado de aparente “flotación”, donde nada sucede y a la vez pasa de todo. Entonces, los actores ahí, jugándose el cuerpo, viendo que va a pasar, esperando el momento justo para intervenir. Reservando, mirando, sintiendo todo aquí y ahora, junto con la gente en una misma respiración. La obra, aunque esto suene repetido, se completa y materializa cada sábado. Difícil preveer nada. Como abrir un libro y dejarse llevar por lo que dice: “…Esta mañana pretendo responder esta pregunta y otras similares, mientras observo en silencio mi rostro que se refleja en los cristales de la ventana…” 

Por último, contar que a partir del mes de Abril, además de sumar una nueva función, hemos incorporado la modalidad de llamar a un “actor invitado” que ya haya visto el espectáculo. La idea es que venga a una sola función e improvise (con un solo ensayo previo), alguno de los cuentos de Carver que él elija. Como si uno de los tantos personajes de sus relatos, se nos metiera en nuestra cena y nos dejara un leve aire, un viento humano que nos emocione y paralice y luego desaparezca para siempre… Adrián Canale, autor y director de Parte de este Mundo. —————————————————————

 

SOBRE LA OBRA “Parte de este mundo” Inspirada en el universo poético de Raymond Carver, este trabajo cierra la trilogía del Colectivo Teatral Puerta Roja, inspirada en los textos de este gran escritor norteamericano. Los anteriores espectáculos basados en este autor fueron: “Parece algo muy simple” y “Hablar de amor”. La particular puesta en escena de “Parte de este mundo” está planteada como una sencilla conversación, en donde público y actores comparten una mesa y el mismo espacio escénico. Dejando de lado la noción clásica de lo “teatral”, y con la premisa de compartir una reunión entre amigos, la presencia de la bebida y la comida es fundamental en el espectáculo, generando una comunión entre todos los presentes. La reunión social para representar la obra teatral, es también una reunión de personajes y espectadores sin división escénica. El centro del espectáculo, es este momento compartido que se extiende los 70 minutos de duración del mismo. Se come, se bebe y se habla. Se relatan cuentos y poemas. Estableciendo la teatralidad desde lo más sencillo y simple de la comunicación. Sin artificios, sin imposturas. El origen del material son 8 cuentos de Raymond Carver. En esta nueva propuesta el sostén de la tensión dramática está expuesto en la conversación misma y en la manera de representarla, ya que los actores conversan e interactúan en medio del público relajadamente, tomando unas copas de vino y comiendo. El guión de este espectáculo está apoyado en gran parte por la improvisación, ya que los actores no tienen un texto fijo, solamente algunos momentos ya pautados de antemano, relacionados con los textos que van a relatar. El objetivo es que cada una de las funciones esté viva y en tensión constante, no sólo por lo que pasa en la situación, sino también por lo que los actores deben proponer para llevar adelante la pieza. Se apuesta a que en todas las funciones suceda algo diferente. Si el primer trabajo sobre el autor que estrenamos “Parece algo muy simple”, refería al tema del perdón, y en “Hablar de amor” al amor y sus consecuencias en la vida de las personas, lo que se emparenta en ambos trabajos con “Parte de este mundo” es la falta de certezas de cada una de las personas que el relato atraviesa. Al igual que en nuestro trabajo teatral, estos seres desamparados no saben muy bien de qué manera llegaron a donde están, ni tampoco están tan seguros de su opinión sobre el mundo.

 

FICHA TÉCNICA

Elenco: Tian Brass, Valeria Castro, Sergio Di Florio, Sylvia Tavcar, Silvio Palmucci y Ximena Viscarret Asistencia de dirección: Belén Bevcar Asesoramiento en vestuario y ambientación: Gabriela Delmastro Prensa: Simkin & Franco Dramaturgia y dirección: Adrián Canale  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: